20 de noviembre de 2018

El tiempo

en Aranda de Duero

Próximos días  

Imagen Nº786
Los jóvenes que organizaron el primer Sonorama. Año 1998.

 

FOTOS PARA EL RECUERDO.- Los jóvenes que organizaron el primer Sonorama.
Año 1998. (Comentario en la Sección “Notas Arandinas”).
SONORAMA RIBERA: DIECIOCHO AÑOS EN ESCENA... ¡Y LOS QUE QUEDAN!
Fueron un par de jóvenes imprudentes –y visionarios– enamorados de la música, y unos cuantos amigos suyos eclipsados por la emergente moda de los festivales, los que hace dieciocho años se embarcaron en una aventura que afortunadamente aún no ha llegado a su fin. A pesar de tener unos comienzos más que difíciles y de pasar por numerosas trabas, las ganas de tirar para delante de aquellos jóvenes pudieron con todo, y así fue que con su empeño lograron llevar el nombre de Sonorama y de Aranda de Duero más allá de nuestras fronteras.
Aquel grupo de amigos que alumbró la idea de Sonorama fue creciendo hasta convertirse en la gran familia que es hoy Art de Troya. Sus voluntarios, que se cuentan por cientos, hacen que este festival sea la envidia de los festivales y conserve el mismo trato familiar que en sus inicios, logrando que, año tras año, tanto artistas como asistentes se enamoren por completo de Aranda.
El sueño de aquellos muchachos fue haciéndose realidad, y hoy son miles los jóvenes de todas partes de España quienes cuentan los días para el comienzo de Sonorama, cuyo evento, así como el nombre de nuestra ciudad, copa las portadas de la prensa nacional durante su desarrollo.
Sonorama fue pionero como festival en llevar la música a la calle, al mismo centro urbano, donde los festivaleros conviven durante unos días con los lugareños, disfrutando de las bodegas de Aranda y de nuestra gastronomía. Esta actividad deja una cantidad de dinero en nuestra villa que roza los 3 millones de euros, además de una ocupación hotelera del 100 % y generar unos 300 puestos de trabajo directos.
A pesar de los problemas derivados de la falta de financiación por parte de las instituciones públicas (solo aportan el 6 % del presupuesto del Festival), Sonorama colabora año tras año con diversas causas sociales. En esta nueva edición lo hace con el interesante proyecto Leaozinho, que se desarrolla en Brasil, así como con la ONG Nepal Sonríe.
Pero si por algo es grande Sonorama Ribera es por las miles de historias humanas que encierra, desde anécdotas divertidas y tristes, como aquel año en el que el festival estuvo a punto de desaparecer y se organizaron conciertos gratuitos en las calles, hasta las sorpresas que nos ofrecen los grupos musicales en sus conciertos de la Plaza del Trigo. La ilusión y las ganas de seguir trabajando por parte de quienes impulsan este festival han logrado que nuestro Sonorama, al alcanzar los dieciocho años en escena, se sitúe entre los cinco festivales más importantes de España. Mas lo mejor está aún por venir, pues a diferencia de otras historias, de ésta aún no se ha escrito el final.
¡Larga vida al Sonorama Ribera!

 

Cartelera Arandina
La publicación líder de la comarca

Teléfono 947 649 853 // 616 972 837

Correo electrónico info@carteleraarandina.com

Correo electrónico carteleraarandina@gmail.com

Facebook Twitter