22 de septiembre de 2018

El tiempo

en Aranda de Duero

Próximos días  

Imagen 316
Quintos del 52. Ermita Virgen Viñas Año 2002

 

REEMPLAZO DEL EJÉRCITO
DE 1952 Nacidos en Aranda durante el año 1931: 148. Entrados en Caja: 106. Fallecidos: 42. Exentos por inutilidad: 3. Voluntariado en distintas armas: 14. Reclutas a incorporarse: 89. Destinados a África: 1. Destinados a la península: 88. Letras sorteadas para África, la "R" y parte de la "S". Botar el gorro: Gorro redondo y plano forrado de piel, que al golpearlo con fuerza contra el suelo, saltaba a cierta altura. Añoro aquellos primeros días en que empezamos nuestro compromiso con el Ejército. Fueron tres días de alegría bulliciosa, celebrando nuestra entrada en quintas y gozando de ese privilegio que nos hacía pasar de adolescentes a personas más responsables. Entre jotas y pasacalles se recorría el centro de Aranda y sus barrios, Allendeduero, Tenerías, San Francisco, Carrequemada y La Estación, siempre acompañados de nuestra charanga. No faltaba tampoco nuestro porrón o jarro y la consabida reserva del garrafón de cántara de vino. Había dianas o música en lugares que se tenían por costumbre: Plaza de Santa María, Puente del Ayuntamiento o Plaza del Trigo, donde residía D.ª Josefina Arias de Miranda, y que subían dos quintos a saludar a tan importante señora, a lo que ella agradecida daba una propina a los quintos que este año cifró 500 pesetas, cantidad importante en aquellos años. Teníamos también "Quintos Honorarios" como "El Tirillas" y "El Fabiola" que nos acompañaban, comían y bebían como uno más y cuya presencia se aplaudía porque eran de todas las quintas . Los almuerzos y meriendas se hacían por cuadrillas de 8 ó 10 quintos en base de exquisitas chuletas de lechazo o botagueñas de las carnicerías de la Rojilla, Corrales, Manguis, Quique, etc., y el congrio de la pescadería de la Sra. Magdalena, la del Pandereta o de la Sra. Goya, la del Morusco, y escabeche de chicharro o bonito en Casa La Facunda, Guillermo El Moca o las Cristinas y salchicas de la Felicitas. No faltaba quien reponía fuerzas con los dorados cuartos de "la molleja" en Casa de Corrales, el Santiaguillo, Gaona o el Quique, el de la Jesusa. Vino del Tejadillo, La Manca, enfrente a la Manca, el Bolo, D. Arcadio, Manuel Cirujano, Ulloa, Las Ánimas, etc. Parte de ello se financiaba con las aportaciones de amigos y público en general, ingresando esas monedas en el botijo que hacía de hucha y que celosamente se escoltaba (por si hubiese fraude). El segundo día de quintos nos tallaban y pasábamos reconocimiento médico en el Ayuntamiento, por los médicos locales D. Bernardo Costales y D. Pedro Miranda, todo ello visado por un capitán médico destacado desde Burgos, al cual se hacían las alegaciones precisas de defectos físicos o de padre sexagenario. En ese año fueron citadas a reconocimiento dos señoritas, Rosario Simón y Consuelo Cabestrero, que documentalmente estaban como varones y que fueron llamadas a filas. La evidencia saltaba a la vista, ya que las muchachas eran de gran belleza y no creo que el reconocimiento fuera muy profundo (presentaron certificado médico). Pasados esos días quedábamos durante varios meses en espera del sorteo por letras siguiendo el orden alfabético, hasta cubrir el cupo de soldados para África. Se celebraba en Burgos, y este año en contra de otras quintas que salían quince o veinte, sólo hubo uno. Vive en Aranda rodeado de hijos y nietos y se llama Antonio de la Rubia Blanco, se le conoce por el apodo "El Pistas". Alejandro Miquel Olhagaray.

 

Cartelera Arandina
La publicación líder de la comarca

Teléfono 947 649 853 // 616 972 837

Correo electrónico info@carteleraarandina.com

Correo electrónico carteleraarandina@gmail.com

Facebook Twitter