25 de septiembre de 2018

El tiempo

en Aranda de Duero

Próximos días  

Imagen 465
La procesión de la Virgen

 

En esa hermosa mañana del mes de Septiembre todo parece contribuir para que la fiesta de nuestra Excelsa Patrona se celebre con la mayor brillantez. La atmósfera, limpia, transmite a los cuerpos el aroma y el perfume de la campiña, infundiendo alegría y optimismo.
Tanto por la frondosa arboleda como por la carretera, multitud de arandinos caminan presurosos con dirección a la ermita para presenciar la procesión. Los numerosos coches particulares y los autobuses urbanos no cesan de trasladar gente con el mismo fin.
A medida que se van acercando a la ermita se dejan oir, cada vez con más claridad, los alegres y familiares tañidos de las campanas que anuncian el comienzo de la solemne Misa.
La iglesia está rebosante de público que llega a traspasar las puertas. En el exterior, el enorme gentío, que hoy luce sus mejores galas, llena totalmente la explanada entre un murmullo de alegría y entusiasmo. Por doquier se ven rostros de arandinos que residen fuera y que estos días vienen a honrar a su Patrona. Todo ello forma una estampa altamente simpática y colorista. Cuando la Misa llega a su fin, las campanas que han permanecido mudas durante la misma vuelven a lanzar al aire sus alegres sones anunciando la salida de la procesión. Como sacudidos por una corriente extraña, todos, en un pequeño revuelo de emoción, se apresuran a tomar posiciones para presenciarla mejor. El ambiente está saturado de un fervor religioso ante la inminente presencia de la Virgen. El estampido de los cohetes y las aclamaciones del público anuncian la salida de la Imagen por la puerta del fondo de la ermita, organizándose seguidamente la procesión. Tras la Virgen va la camarera con un cirio en la mano. Sigue el Clero, la Reina y Damas de las fiestas, Ayuntamiento, Autoridades, miembros del Consejo de la Cofradía y Peñas. Y de esta forma sigue la procesión su recorrido por los alrededores de la ermita entre los acordes de la Banda de Música, el estampido de los cohetes y el continuo repicar de las campanas. Es un cuadro verdaderamente emocionante. Muchas personas quedan como embelesadas al pasar la Virgen junto a ellas. Con la mirada fija en la Imagen se adivina que están hablando con el corazón. Ya ha terminado la procesión. La Virgen ha penetrado en su ermita y el gentío se va dispersando. En la explanada, ya casi vacía, queda flotando el eco de un acontecimiento que constituye un eslabón más para incorporarle a la cadena de la historia de Aranda y de su Virgen. (Archivo Sulidiza)

 

Cartelera Arandina
La publicación líder de la comarca

Teléfono 947 649 853 // 616 972 837

Correo electrónico info@carteleraarandina.com

Correo electrónico carteleraarandina@gmail.com

Facebook Twitter